El arte de vivir

to live

Actualmente vivimos tiempos en el que aceptar es la prioridad para poder adaptarse a los cambios continuos que nos ofrece la cotidianidad, abarcando muchos temas en la transformación de varios conceptos de vida como lo es la familia, sociedad, cultura, costumbres y profesión.

Son conceptos que han cambiado su contexto y que parte de la población a nivel mundial ha aceptado sin juzgar el proceso de quien le toca vivir la experiencia. Haciendo referencia a que los seres humanos desde hace muchos años hasta ahora, hemos pasado por diferentes épocas que nos han hecho evolucionar en pensamiento y acción ante diferentes prejuicios, en donde, la familia es una institución que la conforman padre, madre e hijos, así como nuestra cultura y costumbres nos definen creando límites entre las personas y que la profesión nos coarta como seres humanos en nuestro coeficiente intelectual cuando te dedicas al arte o la ciencia.

Esa generación de 1965 que de alguna manera han aceptado todos los cambios en la normativa de cómo vivir y ser feliz en el proceso sin afectar al otro, son los padres de ahora y los que a través de la transformación de su pensamiento han comprendido que la familia, sociedad, cultura, costumbres y profesión son un vínculo de amor, respeto, comprensión, compromiso y honestidad del uno para con el otro.

Todo padre y madre se ocupa diariamente de ofrecerle lo mejor a sus hijos, ya sea a nivel de valores personales, recreación y educación. La formación de nuestros hijos es importante, en virtud de que estamos formando los sentimientos y conocimientos de un ser humano que en sus primeras etapas su bienestar depende totalmente de nosotros.

Es por eso, que hoy les hago mención de dos palabras que en algunas ocasiones la observamos como procesos diferentes o separados en la educación de nuestros hijos, sobre todo al momento en que ellos deben elegir su carrera o profesional de vida. En ocasiones he escuchado que cuando sus hijos desean elegir el arte como modo de vida, le cierran las puertas a ese proceso, ya que el deseo de algunos padres o madres es que se conviertan en los ingenieros, arquitectos, licenciados, abogados y contadores del futuro.

Los seres humanos estamos hechos de sentimientos y emociones en nuestras primeras etapas de vida, es ahí, necesario el enseñar a nuestros hijos a comprender a manejar sus emociones y comportamientos ante esas emociones de manera que no afecte a otras personas o su entorno. Es impórtate recordar que somos un acompañante en el viaje por la vida de nuestros hijos y que debemos desde pequeños enseñarlos a tomar ciertas decisiones de su edad que le creen seguridad en sí mismo y esto puede ser posible a través del estudio de las artes o la expresión artística (dibujo, baile, fotografía, lectura, canto y teatro).

Cada una de estas áreas dentro del arte, les permite manejar y expresar sus emociones de manera verbal o no verbal, definiendo desde muy temprana edad su orientación hacia las cosas que les gusta, y nosotros como padres debemos estar muy atentos porque nos permite conocerlos como las buenas personas que son y desde su niñez sean felices y proactivos. Nos están indicando de manera directa las fortalezas y habilidades que tiene por naturaleza y que a futuro muy cercano podemos reforzarles a través de nuevos conocimientos (cursos o talleres) y guiarlos hacia lo que desean ser u ocuparse en la vida.

El arte de vivir, nos hace mención a que todo es importante en cada etapa de nuestras vidas y va sumando a la hora de formarnos como buenos seres humanos con una conciencia elevada de accionar ante la vida en pensamiento de unidad y felicidad pura. Las personas del futuro que transformaran las intenciones para el mundo a través de su inteligencia y actitud emocional con el manejo de las inteligencias múltiples.

El arte de manejar mis emociones en la vida!

Los comentarios y opiniones son con fines informativos y responsabilidad de su autor. No representa una asesoría, consejo o prestación de servicio legal.

También puede disfrutar

Ir arriba